Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Poemas para matar a un hombre (1999)

MATRIMONIO Lo único que hacía en ese tiempo era tirar de la balanza y respirar mal. Mi lucidez no bastó para decir no.  Nunca estuvo ajeno a mi cuerpo el paraíso se fue. Aunque arañaba mi cuerpo y me dolía, lo único que hacía era reír,  aún no entiendo por qué. Nunca mereció nada de mí. Tal vez lleguen tiempos mejores Y estoy triste porque sé  que debo esperarlos. Las cosas no son como antes  nunca fueron como decían que serían, me mintió, todos me mintieron, yo les mentí. Ya no se puede hacer nada La vida nos jugó una mala pasada,  Nos introdujo a los dos en el mismo juego y  con una sola balanza, claro que él respira mal y yo no. Ahora lo único que hago es reír, Me río de toda esta maldita vida,  de esta maldita historia que araña mi cuerpo, que muerde mis pensamientos. Estoy envejeciendo al lado de alguien a quien debería matar.  ME PIERDO Vanos son los intentos para desaparecer. Ya no se puede dejar a la soledad, ella habita en mí más de lo que pudiste alguna vez. Me pierdo en esta

Entradas más recientes

INSPIRACIONES

ÑAPA PARA ESTAR EN FORMA

APARTES DE INVESTIGACIÓN

CAMINOS PARA LA CREACIÓN

CARMEN (Un tentempié)